Skip to content

¿Tú también eres obrero?

mayo 15, 2010

Toño Ramírez
Comité de San Juan MST

Foto: Diálogo Digital

Este escrito representa la posición de su autor, y no necesariamente la del Comité de San Juan, ni del Movimiento Socialista de Trabajadores.

Su oficio es uno de los más peligrosos, psicológicamente extenuantes y menos gratos de nuestra sociedad. Como si fuera poco, cuando a algún revoltoso se le ocurre retar los límites del orden establecido, se les exige pararse, inmóviles, a sol y sereno, soportando insultos e improperios durante horas interminables que ahora, para colmo, no les pagan completas.

Quizás por eso en todo movimiento social que sacude nuestro país inevitablemente hay almas piadosas que intentan suavizar el tono de la confrontación recordándole al “policía macanero” su condición de clase. La huelga universitaria no ha sido la excepción, y ahora, como para demostrar que la sed de tibieza de algunos no tiene límites, hasta este mojigato estribillo se desinfla en un llamado al policía compañero. O tal vez es que la misma lógica impecable que supone que la mejor forma de negociar es rendir los mecanismos de presión, ha llevado a algunos a la rigurosa conclusión de que la mejor forma de bregar con un perro rabioso es pasándole la manito.

¿Dije perro? Ay de mí… seguramente me habrá contagiado el virus de esos agitadores y provocadores profesionales que hace unas semanas le metieron a los pobres angelitos universitarios la idea de servirle comida para canes a los efectivos de la Unidad de Operaciones Tácticas.

Pero dejando a un lado las especulaciones y estereotipos que lamentablemente nublan la discusión intergeneracional sobre cuestiones de táctica y estrategia en estos escenarios… ¿Es que acaso la administración universitaria y el gobierno de turno han tratado (léase utilizado) a la policía como otra cosa que no sea leales y silenciosos guardianes del poder, prestos a derramar sangre a la menor transgresión?

Debo aclarar que la pregunta no se circunscribe a los disciplinados gorilas de la UOT. En el día de ayer el país entero presencio por diferentes medios como efectivos regulares da la Policía Estatal no titubearon en agredir de manera violenta a un padre que llevaba comida a su hijo huelguista, a un estudiante huelguista con discapacidades físicas y a las personas que intentaron socorrer a éste último.

Los policías son obreros, sí, de la represión. Su función, que ellos mismos tienen más clara que muchos de los que insisten en la “táctica” de añoñarles, es reprimir en servicio de un Estado dominado por una clase social cuyos representantes actuales (con menos sutileza, tal vez, pero no en mayor grado que los anteriores) no tiene la más mínima consideración por la justeza de los reclamos del pueblo ni por la democracia con que estos se articulen.

En otras palabras, son mercenarios de la misma clase que los explota.

Cualquier miembro individual de la fuerza policiaca que verdaderamente sienta y padezca por los estudiantes y trabajadores en cuya lucha se ve obligado a verse reflejado día a día, tiene a la mano para demostrarlo el mismo instrumento que han tenido los soldados de fila con conciencia a lo largo de la historia: la huelga de brazos caídos. Que se nieguen a obedecer la orden de rajar cabezas.

¿Que sería buscarse problemas? Problemas nos hemos buscando todos los que estamos en esta lucha desde el principio. La dignidad, la ética y la valentía sólo se demuestran cuando se tiene algo que perder, tan sencillo como eso.

De lo contrario, no son más que perros del sistema, y no tienen derecho alguno a reclamarnos a quienes luchamos contra él a tratarles de otra manera.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Estudiante permalink
    mayo 16, 2010 4:03 am

    Es cierto que algunos policias, por dificultades personales y problemas de caracter se encuentran mas que dispuestos de agredir a estudiantes y manifestantes. Pero los estudiantes que hemos estado alrededor y dentro del recinto hemos presenciado las presiones que enfrentan los policias para acatar ordenes abusivas. En muchos casos algunos oficiales de la policia han tratado de atender las necesidades de los estudiantes siendo lo mas flexibles que pueden ser con las directrices de sus superiores. Tambien debemos ser concientes que con provocar a un policia que no ha caido en una conducta agresiva no le beneficia a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: