Skip to content

Entrevista a Manuel Cabieses, ex-dirigente del MIR chileno (PARTE II)

agosto 5, 2010

Tomado de Revolución o Muerte.

Parte I y Parte III.

EL GOLPE MILITAR EN CHILE

El golpe militar en Chile fue una virulencia tremenda, fue un golpe brutal, no ha sido el único golpe de esa forma en América Latina, pero si es uno de los golpes más violentos, más sangriento. Los jefes de las fuerzas armadas lograron mantener la disciplina militar, le aplicaron el tratamiento de shock destinado a eliminar cualquier resistencia del pueblo y los pocos amagos que hubo de defensa del gobierno, fueron aniquilados de inmediato con toda la fuerza material de la cual dispone un ejército.

Hay que decir, hay que agregar, que cuando se produce el golpe en Chile, el movimiento popular venía en descenso (esto tiene relación con algunas versiones que circulan desde aquellos años con respecto a la responsabilidad de los actores de la política chilena digamos de la gestación, de la incubación del golpe militar). Ya hacía varios meses en Chile, por una vasta confusión generada por los medios de comunicación que en Chile están, naturalmente, en manos de sectores dueños del capital y aliados con el imperialismo norteamericano etc.

INTERVENCIÓN DEL IMPERIO

El caso de Chile es un caso histórico muy estudiado, existe mucha documentación del senado norteamericano donde se demuestra que la gran prensa chilena fue subsidiada, financiada por los Estados Unidos, sobretodo el diario el Mercurio que además, tiene una cadena de 34 diarios hoy. El financiamiento que la CIA otorgó a estos periódicos, permitió la creación de nuevos periódicos, como expertos que son en guerra asimétrica.

Es muy importante para los pueblos que viven hoy en América Latina, comprender que la guerra psicológica, aquella que han aprendido a desarrollar los militares, se sigue practicando en numerosos casos como en Venezuela y en Bolivia. En Chile el esquema de la guerra psicológica tuvo un gran desarrollo con el rol de los medios de comunicación, el rol de los sectores que controlaban la red de distribución y producción de alimentos que comenzaron a acaparar los alimentos a ocultarlos a producir desabastecimiento en Chile.

El pueblo trato de defenderse y se organizaban en lo que se llamó la junta de abastecimiento popular. El MIR también tuvo una presencia importante porque trataba de organizar por sectores de la población a las familias, sus necesidades, trataba de distribuir los alimentos y enfrentar el problema del hambre.

LA POLÍTICA DE CONCESIONES

En el gobierno de la Unidad Popular existía la creencia -a mi juicio equivocada históricamente- de hacer concesiones para evitar el golpe y se fueron haciendo más concesiones desde el gabinete. El mismo Allende y el Partido Comunista -esto no lo digo como un agravio- pero Allende, el Partido Comunista, el Partido Radical Socialdemócrata de la pequeña burguesía, estaban en la línea de hacer lo posible por temporizar para calmar al enemigo.

Está demostrado, no sólo en el caso de Chile, que en estas situaciones el enemigo no se satisface con nada que no sea la cabeza. Está demostrado que esas políticas de temporización pueden ser válidas tácticamente, pero cuando significa un repliegue de toda la línea y cuando se pone en cuestionamiento el desarrollo del Proceso Revolucionario, no cabe duda que lo que va a incrementar es el odio, la animosidad de esas clases que ven la posibilidad de recobrar sus fuerzas, se dan cuenta que todavía tienen mucha fuerza y obligan al pueblo a retroceder.

Esta política que logró imponerse en el gobierno fue muy criticada por el MIR. Hubo contradicciones públicas entre el gobierno y el MIR, particularmente entre el Partido Comunista y el MIR. Allende también hizo críticas al MIR aun teniendo una gran estima por el MIR.

LA RELACIÓN ENTRE ALLENDE Y EL MIR

El Presidente Allende tenía un gran respeto por el MIR, especialmente por Miguel Enríquez. El MIR tenía una relación de visitar a Allende a su casa, a mi mismo me toco participar en varias reuniones en casa de Allende, me consta la relación de afecto, de respeto, pero además mutua, muy particularmente de Allende hacia Miguel Enríquez. Su sobrino Andrés Pascal Allende sucedió a Miguel Enríquez en la Secretaria General del MIR. Había una relación contradictoria en lo político, pero de mucho afecto con Miguel y con su sobrino Andrés.

En el propio momento del golpe el 11 de septiembre, Allende le dice a una de sus hijas, Beatriz Allende, Socialista del sector de la filial chilena del ELN de Bolivia, la organización que fundó el Che en Bolivia y muy amiga de Miguel, que le diga a Miguel que ahora era la hora que le tocaba a Miguel, que él había llegado a un punto que no podía hacer más y que a partir de ese momento se habría una etapa distinta en Chile, era la hora de Miguel Enríquez .

Queriendo decir lo que era obvio para cualquiera, que era ya una etapa de hombres de la hechura ideológica de Miguel Enríquez, porque Allende, valga decirlo, a mi juicio, fue un consecuente valiente y leal defensor de los valores democráticos burgueses, con una valentía que sorprendió a todo el mundo porque nadie se imaginó, menos los militares, que Allende tuviera los cojones que ellos nunca tuvieron y que muchos dirigentes de izquierda tampoco. Hubo algunos dirigentes de izquierda que llegada la hora de los tiros, se perdieron, fueron corriendo a las embajadas etc.

El MIR cuando Allende y gana las elecciones, forma una especie de escoltas, de guardias porque Allende no tenía nada de eso, su partido no había pensado en ese problema de seguridad, así se formó el grupo de amigos personales, así los llamo Allende y la derecha lo llamaba el GAP. Eran militantes del MIR en su origen. Llego un momento en que este grupo ya no era del MIR, Allende lo pide y el MIR por su parte toma la iniciativa de retirarlos. Para entonces, ya los socialistas habían logrado conformar su equipo de seguridad.

Lo profundo es que el proceso revolucionario que nosotros, autocríticamente sea dicho, no fuimos capaces de ver claramente, nosotros no descubrimos a tiempo la esencia revolucionaria que albergaba este movimiento que había iniciado la elección de Salvador Allende como Presidente de la República, el proceso que se había iniciado en Chile.

Lo veíamos dominado por el reformismo, efectivamente así era, pero no nos dábamos cuenta de que siendo así, había una carga, una semilla, un nacimiento dentro del movimiento que aunque la cúpula lo tuviese dominado por el reformismo, en su seno se estaban creando las fuerzas revolucionarias reales.

Allende había sido un luchador consecuente que durante más de treinta años había luchado por la unidad de la izquierda chilena, lucho contra las rivalidades, las contradicciones que se dan en la izquierda de todo el mundo, este hombre había logrado una tenacidad enorme, más allá de sus limitaciones, encarnaba esa aspiración de unidad y buscaba que el pueblo se abrirse camino. Creo que fuimos excesivamente duros, rigurosos en el análisis del rol de Allende y dogmáticos diría yo en el análisis social, económico, político e ideológico en alguna medida que se venía desarrollando en Chile.

RESPONSABILIDAD DEL MIR EN EL GOLPE

Un problema que le suele ocurrir a la Revolución es encajar la realidad en nuestro propio esquema. Ese fenómeno yo creo que se dio, pero eso está muy lejos de la tesis que en Chile y en otros países, sectores de la izquierda levantaron en su momento y de alguna manera siguen sosteniendo cuando se habla de que el MIR sería uno de los grandes responsables de la gestación del golpe, del derrocamiento de Allende. En todo lo que sobrevino, de alguna manera, todos tenemos una cuota de responsabilidad. Pero también esa postura de algunos sectores de izquierda en relación a la responsabilidad del MIR en el golpe contra Allende, es una forma de eludir el análisis histórico.

Por ejemplo, hace ya muchos años después del golpe, sabemos que el presidente Richard Nixon, aun cuando todavía Allende no asumía el cargo de Presidente, había dado órdenes de hacer todo lo posible primero para que Allende no asumiera como Presidente de la República , luego de reunirse con Agustín Edwards, dueño del diario principal de Chile, el Mercurio, Henry Kissinger Secretario de Estado y el entonces jefe de la CIA. Eso fracasó. Hoy día se sabe que el gobierno norteamericano ordenó a todo su aparataje CIA, pentágono, etc., hacer lo posible para que Allende no asumiera y si lo lograba, hacer todo lo posible por derrotarlo, luego se desarrollaron todas las acciones que conocemos.

Así que, independientemente de que el MIR no hubiese existido, supongamos que no existió el MIR, de todas manearas Allende, no se cómo hubiera terminado, pero Estado Unidos habría hecho todo lo posible por derrocar a Allende, porque el programa de la Unidad Popular , con todas las limitaciones que nosotros le hacíamos, de reformismo, de moderado en muchos aspectos, por ejemplo en reforma agraria y en la nacionalización del cobre, que fue el pilar del programa de Allende, y eso hacía inevitable que el imperialismo norteamericano se moviera para derrocarlo.

Hay un segundo elemento, que también se ha puesto de moda no sólo en Venezuela, también en Bolivia y en Ecuador, que era el hecho de que un Presidente Marxista, Socialista, aun cuando nosotros podemos verlo con críticas, con limitaciones, para el imperio todos somos socialistas, socialistas moderados, comunistas. En los años de auge de la Revolución Cubana , de movimientos guerrilleros en América Latina, el hecho de que alguien ganara el gobierno a través de la vía pacífica electoral, suponía que se le derrumbaba el castillo de naipes al imperio y hoy día vemos como se repite el esquema.

Yo creo que el por qué el imperialismo se pone tan agresivo, entre otras razones es porque han surgido Presidentes que plantean Procesos Revolucionarios, como en el caso de Venezuela y de Bolivia que han sido electos democráticamente. Por tanto, no le pueden reprochar su legalidad democrática formal burguesa que mantiene la libertad de prensa opositora, no la tocan, mantiene el parlamento y eso es para Estados Unidos una bomba de tiempo.

Lo que quiero sostener muy brevemente es que más allá de los errores que pudimos cometer, que hubiese podido incurrir en la táctica el MIR, en Chile a partir de la toma de poder de Salvador Allende como Presidente de la República , se desataron esa fuerzas incontrolables que tienen los pueblos cuando ven una luz al final del túnel, se desataron todas las esperanzas, todas las ilusiones todo el fervor de la mística de la organización, los jóvenes haciendo trabajo voluntario, los obreros trabajando sobre todo en aquellas industrias estatizadas,el orgullo que significó la nacionalización del cobre, ustedes saben que con la nacionalización se voto como ley incluso con los votos de la derecha que no se atrevió a oponerse a la nacionalización del cobre, era muy impopular hacerlo.

De manera que más allá de los errores del gobierno, de las limitaciones del mismo Salvador Allende, de los errores de los partidos de la Unidad Popular , de los errores del MIR, en Chile como ha ocurrido en otros países, se desató se encendió la chispa revolucionaria y eso motivó la intervención norteamericana.

SI ALLENDE NO HACE LAS CONCESIONES Y PROFUNDIZA ¿QUÉ CREE USTED QUE HUBIESE PASADO?

A esta altura de mi vida -te está hablando un hombre mayor que ha pasado muchas alternativas en su vida-, yo creo que hay un rango de concesiones en que un gobernante está casi obligado a hacer, bien sea para ganar tiempo, bien sea para neutralizar a un sector adversario, por la razón que sea una razón justificada, yo creo que eso es incuestionable y es legitimo. Pero cuando ya la política de concesión se te convierte en una política de seguir cediendo por aquí por allá, tu vas retrocediendo, vas cediendo territorio, vas entregando terreno a la fuerza enemiga y llega un momento en que tu estas acorralado en un extremo del escenario político, del escenario social.

Creo que se abusó, lo que fue una necesidad táctica se convirtió en un vicio, en un error político profundo, porque esa política de concesiones, de temporizaciones, llevó a que las bases sociales de este proceso comenzará a desencargarse del proceso, comenzaron a no sentirlo, comenzaron a sentirlo ajeno, las cúpulas políticas, sociales, banqueros, diplomáticos, eran los que estaban decidiendo el futuro del pueblo, del conjunto de la sociedad.

En junio del año 73 se produce un movimiento conocido como el Tancazo, un alzamiento de un movimiento de tanques que fue controlado por las propias fuerzas armadas quienes estaban manejando un golpe nacional, la insurrección de todas las fuerzas armadas y apareció un loquito por allí sacando los tanques a la calle.

Ese Tancazo del 14 de junio originó luego en agosto, un mes antes de golpe, una gran manifestación de masas en Santiago, fue la última expresión del apoyo popular de miles y miles de personas -yo mismo participe como marchante- que pasaron frente a la moneda y estaba Allende desde un balcón saludando. Los gritos de las consignas dominantes eran absolutamente radicalizadas, consignas que tenían que ver con pedir armas para defender al gobierno. Eran trabajadores, estudiantes, mujeres chiquillos, sobretodo los sectores pobres de la ciudad. ¡Era impresionante!, estaban allí en la calle y había gritos de que clausurara el congreso, cerrara el mercurio, que saliera de la legalidad burguesa, rompiera la legalidad, que se enviara la legalidad al carajo.

Ese fue el último pataleo, el último stock, el último hervor. Era un movimiento de masas que ya había comenzado a sufrir un retroceso, el ánimo popular venía siendo erosionado por toda esta política de concesiones, la política del reformismo como la llamamos nosotros, de manera que la resistencia al golpe era de una minoría.

El golpe fue muy sangriento, se tenía que hacer un escarmiento para que a la clase obrera, a los trabajadores chilenos, a los pobres no se les ocurriera nunca más en su vida, como no se les ha ocurrido hasta ahora, intentar siquiera tomar el poder y querer desarrollar un proceso revolucionario en su país.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: