Skip to content

FMPR: La lucha militante es la llave a la negociación

septiembre 19, 2010

Rafael Feliciano Hernández, Presidente
Federación de Maestros de Puerto Rico

Estimados compañeros y compañeras: Saludos cordiales. Agradecemos profundamente a todas y todos ustedes el esfuerzo y militancia desplegada para que el Paro del 26 de agosto haya sido el más exitoso y contundente en la historia de la lucha magisterial. No hay la menor duda de que gracias al Paro, el gobierno-patrono está sintiendo la presión y hoy estamos en una magnífica posición para lograr las demandas que aseguren los derechos del magisterio y la defensa de la escuela pública.

Los frutos del Paro ya comienzan a verse. El Secretario anunció que a partir de octubre va a pagar el aumento de $250 por concepto del ajuste a la escala establecida por la Ley 109 de junio del 2008. Recordemos que la FMPR presentó un caso hace dos años exigiendo el pago del ajuste y está pendiente en los tribunales. También, el Secretario señaló que está de acuerdo con restablecer la organización escolar a base de 50 minutos, con el periodo Institucional, y que está evaluando la restitución del COE, entre otras cosas.

Sin embargo, en la reunión del 8 de septiembre le sometimos cinco modelos de Estipulación sobre varios asuntos medulares y el Secretario se negó a firmarlas. Las estipulaciones sometidas son: compromiso de no privatización a través de las chárter, el pago de la deuda por la ley 109, un protocolo para evitar los descuentos ilegales, la restitución del COE y el establecimiento de los periodos de 50 minutos.

Esto significa que tenemos que aumentar la presión para obligar al Secretario a pasar de las expresiones públicas a la firma de acuerdos concretos, mediante la negociación. Esa es la gran tarea que tenemos por delante.

Corresponde a la Asamblea de Delegados Ordinaria de la Federación de Maestros, convocada para el domingo 26 de septiembre, discutir la aprobación de un voto de huelga que ponga a toda la organización y al magisterio en posición de lograr la presión necesaria para que el patrono se siente a negociar con la Federación de Maestros, a llegar a acuerdos. Las condiciones políticas en el Departamento y en el país son sumamente favorables. El apoyo del pueblo es abrumador, el gobierno está débil, dividido y desprestigiado, el descontento del magisterio y demás empleados del Departamento es absoluto. Este es el momento de arreciar la lucha.

La aprobación del voto de huelga será una herramienta fundamental en la preparación del magisterio para enfrentar la intransigencia patronal. Por tanto, es esencial la asistencia de todos los delegados y delegadas para que el voto sea uno contundente. Recordemos que una vez aprobado, el voto tiene que ser ratificado por la matrícula federada en la Asamblea General. Paso a paso, pero sin pausa.

La bola está en la cancha del gobernador y del Secretario. Queda un tiempo precioso para que negocien y lleguen a acuerdos que garanticen nuestros derechos y la defensa de la escuela pública. Pero si insisten en seguir abusando, no habrá duda de que una huelga están buscando.

¡ANTE UN GOBIERNO ABUSADOR, UN MAGISTERIO LUCHADOR!
¡PÁGAME LO QUE ME DEBES!
¡Exigimos que se cumpla la Ley 109!

El Secretario del Departamento de Educación, Jesús Rivera Sánchez, reconoció que la Agencia tiene que pagar el aumento de salario por concepto del ajuste de la escala salarial aprobado en la Ley 109 del 14 de julio de 2008. Esta Ley se aprobó en cumplimiento de uno de los acuerdos logrados por la Huelga Magisterial del 2008 que establecía un aumento de $150 dólares mensuales y un ajuste a la escala salarial de $250 que elevó el salario básico del maestro de $1,500 a $1,750.

En ese momento el Departamento le dio el aumento de salario de $150 a la mayoría de los maestros. Sin embargo se negó a dar el aumento en la escala alegando que sólo aplicaba a los maestros que ganaban menos de $1,750 mensuales. Por consiguiente, a unos maestros les completó lo que le faltaba para llegar a esa cantidad y a los maestros probatorios y permanentes los excluyó del ajuste en la escala. Para combatir esa interpretación acomodaticia y discriminatoria de la Ley, el 21 de agosto de 2008, la Federación de Maestros radicó un pleito ante el Tribunal de Primera Instancia reclamando el ajuste para todos los docentes.

Nos alegra sobremanera que el Secretario reconozca que tiene que pagar a los maestros el ajuste en la escala y que a partir de octubre recibirán el pago correspondiente a $250 mensuales. Ese reconocimiento reivindica como correcta la interpretación de la Federación de Maestros y es un evidente logro del Paro del 26 de agosto. Es importante que el magisterio sepa que el Departamento le debe unos $260 millones por concepto de los 26 meses transcurridos desde la aprobación de la Ley. A cada maestro le debe $6,500, aproximadamente.

Nos corresponde a todas y todos continuar la batalla para que se nos haga justicia.

¡NO HAY TRIUNFO SIN LUCHA, NI LUCHA SIN SACRIFICIO!
*RECUERDA: ASAMBLEA DE DELEGADOS ORDINARIA
DOMINGO 26 DE SEPTIEMBRE DE 2010 – 10:00 AM

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: