Skip to content

El pueblo de Honduras en pie de lucha

octubre 10, 2010

Foto: Internet

Huelga magisterial y paro nacional

Raúl M. Báez Sánchez
Bandera Roja

El pueblo hondureño se mantiene en pie de de lucha contra el gobierno de los ricos y sus aparatos represivos. Las organizaciones populares han mantenido la movilización y la resistencia desde la calle. Las últimas jornadas de lucha han sido protagonizadas por los campesinos organizados en el Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) y por los maestros organizados en la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (FOMH). Estas luchas se enmarcan en un proceso de lucha nacional dirigido por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), con el objetivo de detener la ofensiva neoliberal y lograr una asamblea constituyente popular.

Huelga magisterial en defensa de la educación pública

El 27 de julio comenzó un paro nacional en defensa de la educación pública, que fue aprobado por una asamblea de la FOMH. Los maestros y las maestras hondureñas se levantaron contra un plan para eliminar las conquistas magisteriales, y contra los planes del gobierno de privatizar la educación pública. El gobierno buscaba desmantelar el sistema educativo público por medio de la aprobación de la Ley General de la Educación, que eliminaba el control estatal de la educación y establecía la municipalización de la educación entre otras cosas. El magisterio además reclamaba la restitución de los fondos del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio, fondos que desaparecieron durante el gobierno golpista de Roberto Micheletti. Estos fondos ascienden a 220 millones de dólares, que fueron desviados para sostener los aparatos represivos del Estado.

Miles de maestros y maestras respondieron al llamado de paro de la FOMH y la movilización magisterial duró por más de tres semanas. Los maestros realizaron movilizaciones masivas a Tegucigalpa, tomas de carreteras, y tomas de Universidades. La movilización magisterial fue respondida con una brutal represión que dejo maestros heridos y hospitalizados. Aún así, el magisterio hondureño mantuvo su fibra militante y logró alcanzar un acuerdo con el gobierno del golpista Porfirio Lobo.

Del Paro Cívico Nacional a la movilización del Día de la Independencia

El FNRP y varios sindicatos convocaron a un Paro Cívico Nacional como parte de una agenda de movilizaciones para los próximos meses, dirigidas a preparar un posible huelga general. El paro fue convocado para el 7 de septiembre y contó con una participación masiva en todo el país. Las principales movilizaciones se realizaron en la capital, pero por todas las regiones hubo marchas, y tomas de carteras y puentes. Las principales demandas del paro fueron el aumento del salario mínimo, el rechazo a las leyes que pretenden legalizar el trabajo temporal y los contratos por horas y de media jornada, la eliminación de la Ley de Inversión Público-Privada, la defensa a del Decreto 18-2008, y el rechazo a la privatización de los recursos hídricos para una supuesta producción de energía limpia. Además las organizaciones populares se solidarizaron con los trabajadores del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, que fueron brutalmente reprimidos y desalojados, mientras realizaban una protesta en el recinto universitario.

El 15 de septiembre el FNRP convocó a una movilización en conmemoración del 198 aniversario de la Independencia. En San Pedro de Sula se realizó una marcha con el llamado a la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, el retorno del Estado de Derecho y la repatriación de los hondureños en el exilio. La marcha comenzó desde temprano en la mañana y contó con la participación de sobre 50,000 personas. El gobierno reprimió brutalmente la manifestación dejando el saldo de un muerto, varios heridos y aproximadamente 15 detenidos. En el resto del país el pueblo prefirió participar de la convocatoria del FNRP y no de los actos oficiales del gobierno golpista. En todo el país se estimaron las personas movilizadas en cientos de miles de manifestantes. Estas movilizaciones demuestran la voluntad de lucha y resistencia del pueblo hondureño, y ponen en entredicho la legitimidad del gobierno de Porfirio Lobo. El llamado a una asamblea popular constituyente cuenta con el respaldo de 1.3 millones de firmas y con el apoyo de la movilización callejera y la voluntad de lucha popular.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: