Skip to content

Ante la coyuntura, un llamado a la reflexión

octubre 16, 2010

El siguiente artículo, publicado en la edición corriente de Claridad, periódico a cuya Junta Directiva pertenece el autor, hace un llamado a la cordura en un momento determinante para el futuro de las luchas del pueblo trabajador en Puerto Rico.

A pesar de las críticas veladas y, a nuestro juicio, erróneas, que se le hacen al liderato de la Federación de Maestros, reconocemos que representa un intento oportuno de tender puentes. Lo publicamos como una aportación importante al debate y la reflexión entre aquellos y aquellas que luchan.

Aclaramos que su publicación en este espacio no representa posición alguna del MST ni de ninguno de sus organismos de base en torno a dicho debate, ni en torno a los asuntos específicos tratados en el escrito.

Reiteramos también que los llamados a la reflexión no pueden tampoco condicionar la solidaridad a un acuerdo suicida de “unidad” con quienes en la práctica han saboteado u obstaculizado las luchas de los y las trabajadores y trabajadoras. Con esos sectores, como hemos planteado anteriormente, puede darse una concertación de esfuerzos en determinadas coyunturas, pero jamás la unidad.

Unidad y sensatez para el futuro inmediato

Luis Pedraza Leduc
Portavoz de la Coordinadora Sindical

Tomado de Claridad.

La ofensiva patronal, con el gobierno como instrumento para promover y proteger los intereses de los ricos, continúa. Mientras se impulsan planes de reorganización de las agencias de gobierno y se promueven las alianzas públicas privadas, el gobierno no descansa. Ahora promueven eliminar la legislación que obliga a consultar a las comunidades en casos de expropiación.

Las comunidades se enfrentan a megaproyectos como lo es el gasoducto o a las legislaciones que les quitan derechos y foros de expresión y apoyo como debe ser la Oficina de Comunidades Especiales. Los grupos ambientales siguen enfrentando las amenazas a las playas, a los corredores ecológicos y otras áreas que requieren protección.

El movimiento sindical, sin reponerse del golpe de la Ley 7, se enfrenta al fantasma de una mal llamada reforma laboral que el gobierno y patronos mientan pero no presentan formalmente. Es el cuento del lobo, viene, viene pero no llega. De momento, como ladrón en la noche llega el proyecto de ley, se aprueba y nadie lo consintió.

Las actuaciones de la Policía y las fuerzas federales violan los derechos civiles a su antojo con la complacencia del Ejecutivo. Para adiestrar en derechos civiles a nuestra errática Policía, el Gobernador busca como experto a la policía de Nueva York, graduada en el arte de violar derechos civiles a negros y latinos.

Nada de lo anterior debe verse de manera aislada. Es la medicina amarga en toda su amplitud. Recetada a toda la sociedad. De crisis en crisis para que nos inmovilicemos y el gobierno imponga su voluntad con aparente complacencia.

La reacción de quienes debemos ser oposición es el fraccionamiento, los ataques entre nosotros y el debilitamiento de nuestras fuerzas. Insistimos que se impone el debate para concertar fuerzas, no para demostrar quién es más puro. Debemos reconocer quién es nuestro enemigo y quién debe ser nuestro aliado.

Lamentablemente, hay quienes consideran a Thomas Rivera Schatz más aliado de su parte que a otro sector sindical. También hay quienes adelantan objetivos oponiéndose al llamado a la huelga de la Federación de Maestros, mientras en otros foros proponen hacer una huelga general.

Necesitamos, por lo menos en el sector sindical, hacer el intento de lanzar puentes y comunicarnos. Los eventos en el futuro cercano así lo ameritan. Veamos. La Universidad de Puerto Rico se enfrenta el próximo semestre a un escenario que hace meses provocó una huelga de estudiantes en todos los recintos. ¿Qué debemos esperar ante la arrogancia y prepotencia de las autoridades universitarias que desconocen los acuerdos firmados? ¿Cómo impacta este tema los reclamos del magisterio en la educación pública del país? ¿Debe haber concertación de esfuerzos e ideas en este escenario?

En ese sentido la propuesta de huelga de la Federación de Maestros no puede ser un tema de división por el hecho de quien lo propone. Es una propuesta seria que debe ser respetada. La situación de la UPR afecta a profesores y trabajadores. Los sindicatos que agrupan a estos dos sectores tienen mucho que aportar.

Los trabajadores unionados de la Autoridad de Acueductos están en pie de lucha. Los trabajadores en todas las agencias de gobierno y municipios sufren de carencias para dar servicio y su trabajo se hace cada día más inestable. Es momento de apostar a la esperanza de luchar, con un razonable grado de unidad en la acción y sensatez, no de continuar atacándonos para quedar solos y puros.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: